PEDRO RICARDO MIÑO | CRÍTICA

PEDRO RICARDO MIÑO | CRÍTICA

Otros, XXI Bienal de Sevilla
  Una farruca romántica El univeso jondo de Pedro Ricardo Miño no es de este tiempo, que también, y sin embargo es de una frescura encantadora. Precisamente la lozanía de este músico es una de sus mayores virtudes. Tiene un pacto, con Dios o el Diablo, para que su música, siendo probablemente la más tradicional del piano jondo actual, resulte siempre joven. Pedro Ricardo Miño es inmune a las tendencias actuales, tanto del flamenco instrumental como de su propio instrumento. El jazz, que irrumpió en lo jondo con fuerza, sobre todo a partir de los años 60, no ha hecho mella en él. Desde una pulsación académica, sus referentes, bien lo dejó de manifiesto en este recital, son de antes de la revolución de Paco de Lucía: José Romero y, sobre todo, Arturo Pavón,…
Leer más
EL PELE | CRÍTICA

EL PELE | CRÍTICA

Cante, XXI Bienal de Sevilla
  Un artista de inspiración Me gustó mucho la malagueña. Es el primer cante con el que me he emocionado en este festival. A partir de ese momento El Pele se encontró a gusto. Lástima que fuera en la recta final del recital. Antes, se mostró inquieto y abandonó en un par de ocasiones la escena. En la malagueña pudimos apreciar todos los matices que atesora su garganta. También la variedad emocional que confiere a su cante. Incluso la inteligencia con la que compuso este tema, porque, como decía Stravinsky, el flamenco es un arte de composición, esto es, de disponer los diferentes fragmentos que forman un cante de la manera más adecuada, en un crescendo musical y emocional que tuvo su clímax en los abandolaos finales. Primero la granaína, la segunda de la…
Leer más
MARÍA TERREMOTO | CRÍTICA

MARÍA TERREMOTO | CRÍTICA

Cante, XXI Bienal de Sevilla
  La eficacia de la sencillez En su tercera comparecencia en este festival, la cantaora jerezana ha recurrido, como hizo José Valencia hace unos días en este mismo escenario, a los versos de Gustavo Adolfo Bécquer. Y lo ha hecho echando mano del mismo recurso que el cantaor de Lebrija: utilizar algunos fragmentos de las Rimas para cantarlos como textos de los estilos tradicionales por seguiriyas, martinetes, fandangos, etc. Pero lo ha hecho, inteligentemente, combinándolo con la otra estrategia para adaptar la poesía académica al flamenco, el recurso que, en su momento, llevaron a cabo Manzanita, Morente o, recientemente, Raúl Rodríguez, esto es, el de componer músicas completamente nuevas, aunque, por supuesto, flamencas, para los poemas becquerianos. Y la cosa ha funcionado. Tanto en una fórmula como en la otra. Y funciona, ante todo, porque la cantaora está…
Leer más
FARRUQUITO | CRÍTICA

FARRUQUITO | CRÍTICA

Baile, XXI Bienal de Sevilla
  Una pequeña diferencia Un estreno de uno de los grandes bailaores de nuestro tiempo, tocado por el genio dentro de una familia de grandes y personales bailaores. La novedad principal de la propuesta, al menos sobre el papel, era la dirección escénica de Ángel Rojas. No obstante, Desde mi ventana se parece mucho a los otros espectáculos de Farruquito hasta el punto de que el título del que se estrenó ayer sería intercambiable con el de la mayoría de aquellos. Lo que aporta Rojas es un pequeño matiz. Pero los pequeños matices, en estos niveles de excelencia artística, son precisamente los que marcan la diferencia. Rojas ha creado un espacio escénico íntimo que nos permite casi tocar al bailaor y contemplar su interior. A la derecha, ocupando la mayor…
Leer más
JOSÉ VALENCIA | CRÍTICA

JOSÉ VALENCIA | CRÍTICA

Cante, XXI Bienal de Sevilla
  Apuntes para un Bécquer flamenco Gustavo Adolfo Bécquer, uno de los primeros críticos del flamenco con su reseña La Nena, ha sido uno de los autores que más atractivo ha suscitado entre los artistas flamencos, desde Manzanita, que, como Valencia, adaptó, entre otras, la Rima XXV, hasta Raúl Rodríguez, pasando por Morente y Calixto Sánchez. Con la excepción de este último, el resto de cantaores optó por componer música nueva para la poesía becqueriana que, aunque tenga conexiones con la lírica jonda, conexiones que estudió en profundidad el profesor de la Universidad de Sevilla Rogelio Reyes, no es poesía flamenca, pese a que ésta sea una de sus fuentes. No es solo un tema métrico, aunque este sea un problema fundamental para llevar a cabo una musicalización flamenca de las rimas. José Valencia ha…
Leer más
ROCÍO MOLINA | CRÍTICA

ROCÍO MOLINA | CRÍTICA

Baile, XXI Bienal de Sevilla
  En un océano proceloso La antítesis de Inicio la baila Rocío Molina en el agua. Sobre las olas o en las entrañas de un océano proceloso, negro. Predomina por tanto la melancolía aunque frecuentemente llevando los atavíos de la rabia. También el miedo. La soledad, la incomunicación. Con la oscuridad como elemento dominante, tanto en el vestuario como en la ilumación. Con el ceño fruncido y el pelo estirado. Muy exigente, también para el espectador. Es un entierro, un naufragio. Muy elegante, a veces, como en la farruca. La farruca es una contradicción, es el tango de un perfeccionista. Es la rabia estilizada, planchada y peinada con fijador. Es la rabia domesticada, políticamente correcta. O la seguiriya, trepidante. En eco. Un rumor ensordecedor. O la soleá, clásica, con bata de cola y medias. Un guiño, quizá, a…
Leer más
ROCÍO MOLINA | CRÍTICA

ROCÍO MOLINA | CRÍTICA

Baile, XXI Bienal de Sevilla
  Trinos, revuelo de palomas No sobra una nota de la música, no sobra un gesto de la coreografía. La enseñanza que trasmite la obra es que cada instante de nuestra existencia es sagrado. Único. Irrepetible. No hay tiempos muertos, todo es esencial. Cada momento cuenta. Rocío Molina ha renunciado a algunas de sus señas de identidad y ha alumbrado una obra mayor. A la ironía, a los excesos de la ira. Casi ha renunciado al zapateado porque cuando este aparece, poderoso, terminante, es a la vez sutil, íntimo. Acariciador. Y eso lo hace más letal, profundamente significativo. Combatir el ruido con el silencio, puede ser otra enseñanza. Molina ha creado una partitura delicada para recrear, ilustrar, comentar, trasmitir, disfrutar de nuevo de la música de Riqueni. Ha aprendido, como lo…
Leer más
CALIFATO 3X4 | CRÍTICA

CALIFATO 3X4 | CRÍTICA

Otros, XXI Bienal de Sevilla
  Los inventores del rock and roll La cosa se animó con los sones corneteros de semana santa al frenético ritmo bailable. Califato 3x4 es un grupo de rock electrónico, esa antigualla, con guiños al pasado hispano musulman al que remite la banda desde su mismo nombre. Eso sí, más que a la música andalusí, los guiños se refieren a las románticas recreaciones del rock andaluz de finales de los setenta. De hecho, el nombre del grupo evoca tanto al pasado árabe hispano idealizado como a uno de los grupos más destacados de ese movimiento de los 70, Imán, Califato independiente. Las trece puertas del título de la propuesta se refieren a las que había en Sevilla en el pasado, arrasadas en su mayor parte por la piqueta. La idea es interesante aunque…
Leer más
CARMEN LINARES | ANIVERSARIO

CARMEN LINARES | ANIVERSARIO

Reseñas
  De Linares al mundo La cantaora jiennense celebraba en 2020 sus 40 años de cantaora con una gira con artistas invitados A comienzos de este año Carmen Linares estaba de fiesta, la que celebraba sus primeros 40 años como cantaora solista. No es que la trayectoria de Carmen Linares echara a andar en 1980, ni mucho menos. Su primer disco data de 1971, con la magna guitarra de Juan Habichuela y a partir de ahí llevó a cabo una rotunda carrera como cantaora para el baile. La vimos con 23 años asomarse a la serie Rito y geografía del cante en varias ocasiones, aunque no se le dedicó ningún capítulo completo, como si ocurrió con artistas de su generación como Camarón o María Vargas. En la soleá que canta en el capítulo El flamenco y el vino,…
Leer más
EZEQUIEL BENÍTEZ | CRÍTICA

EZEQUIEL BENÍTEZ | CRÍTICA

Cante
  Una revisión del legado El cantaor completa con su nuevo disco su trilogía de cante clásico El taranto de Manuel Torre lo hace con fidelidad estricta al jerezano, que se inspiró como saben en los estilos atribuidos a Basilio y el Tonto Linares que conoció de viva voz, para hacer su versión de los cantes mineros que es una de las más populares de hoy. El contrapunto a la cruda voz de Benítez lo pone la guitarra lírica de Paco León.   Portada del disco. En los fandangos personales podemos disfrutar de la frescura del cante de Benítez que es un cantaor con un gran conocimiento de los estilos del flamenco pero muy joven, y que recuerda en una de las letras de estos fandangos al añorado Juanillorro, cantaor jerezano, y joven, fallecido repentinamente hace…
Leer más